JODÍO PORCULO

Esta es una maravillosa expresión andaluza que, como casi todos sabemos, puede utilizarse ampliamente en su aplicación como insulto al igual que en su gradación como al. Pero, por centrar, podemos traducirlo a bote pronto como: tocapelotas. Pues tocapelotas es poco para definir al tipejo que se parapeta en la Embajada de Nigeria en Madrid tras una ventanilla con barrotes de cárcel en una sala asquerosa que ni en el poblado chabolista (y de tráfico y consumo de drogas) de La Ventilla en Madrid podría considerarse digna. E increíblemente, ubicado en la calle Segre, a 100 metros escasos del glorioso estadio Santiago Bernabéu, en el corazón del madrid financiero y de alto copete. El contraste es brutal. Hay que vivirlo para creerlo.

Vivirlo porque hacer una gestión en esta embajada es una aventura “al filo de lo imposible”. No por advertido y conocedor por gestiones familiares previas, deja de sorprenderme el impacto que experimentas una vez traspasas el umbral de esta embajada. Porque no es exactamente el entorno lo que te impacta, sino mayormente el trato. A uno mismo y (hasta peor) a sus propios ciudadanos que, obedientes, disciplinados, acobardados y expectantes, aguardan a que alguien le eche una mano y By the Grace of God, ¡¡no al cuello!!.

La ventanilla que he mencionado antes aparte de sus barrotes de hierro tiene otra particularidad capital: está a una disposición de altura que a cualquiera de mediana estatura (desde 1,70 metros de altura, no creáis) obliga a agacharse de tal modo que queda cual “mirando pá Valladolid” en espera de ser sodomizado. Humillante. Y lo peor, tras los barrotes el tipejo ese. ¿1,65 metros de altura?. Gordinflón, mal encarao, displicente, mal educado… un capullo, un jodío porculo en toda regla. En otras palabras quizá más ilustrativas: un hijo de puta con campanillas (esto no es andaluz sino madrileño de pura cepa).

Pues este tiparraco es el que se encarga de atender al personal, no ya en algunas gestiones que realiza el personal nativo sino aquellos otros que nos acercamos, básicamente, a requerir un visado. El despistao que llega por primera vez y que no pregunta a sus congéneres, tiene todas las papeletas para ser repudiado en las primeras 10 palabras de aproximación al tiparraco. Otros, más prevenidos, preguntamos antes (en nuestra primera visita y en mi caso, a los ciudadnos nativos también) y conseguimos que la obtención del visado “solamente” nos lleve 3 visitas a tan ingrato lugar. Bueno, 3 visitas y para un visado de trabajo de solamente 3 meses: ¡¡400 eurazos!! Habrá que gestionar otro visado (anual) in situ, en Lagos.

Muchas historias me han sucedido en mis 3 visitas, a cada cual más pintorisca o cabreante. Pero de entre todas ellas he de destacar la de José Luis. Un “amigacho” (término andaluz también, que él es y vive en Jerez) que me eché en mi última visita. El tipejo le pedía nuevamente (ya se lo solicitó en su anterior visado) un certificado de su banco en donde constara su solvencia. Lo llevaba; pero el gordinflón liliputiense quería saber (entre otras cosas”) su saldo bancario a lo que José Luis tras armarse de paciencia le replicó: “Quiyo, no lo zabe ni mi mare te lo voy a desír a tí”. Cuánta sabiduría popular, cuánta precisión linguística para mandar a tomar por culo a un tocapelotas ignorante sin perder la compostura ni la dignidad. Y José Luis tan feliz porque así no tenía que volver a ir a Lagos/Nigeria. José Luis este post y su título es un homenaje a tu excelso linaje.

Un abrazo.

El viajero accidental

 

3 comentarios to “JODÍO PORCULO”

  1. Mike Ramone Says:

    Tienes unos huevos como el caballo del espartero tronk.! Animo tío! Somos muchos los que estaremos pendientes a tus relatos de esta aventura. Un abrazo brother, eres mi héroe.

  2. Hermano, se que no vas solo…el vela por ti …se que estara dandote toda la fuerza que vas a necesitar y que no va a permitir que te pase nada ….y se que estaria muy orgulloso de ti…al igual que lo estamos todos los que te queremos. todas las dificultades a las que nos enfrentamos nos hacen fuertes y nos hacen crecer como personas….pero hermano tu ya eres lo mas grande, te quiero.

  3. Ánimo javier, si un “torero” y algún que otro “gilipollas” no logró doblegarte durante tu extensa (e intensa…) vida laboral, ahora no te dejes avasallar por un liliputiense enjaulado!!!

    Te deseo todo lo mejor por aquellos lares!!!! Por favor, mantenme informado!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: