GILIPOLLAS

¡Qué maravillosa palabra! ¡Cuán descriptivo insulto y hasta en ocasiones, cariñoso apelativo! ¡Cuánto echo de menos su uso diario! ¿Jamón ibérico? ¿Fabada o Callos a la Madrileña quizás? PAMPLINAS. Un buen y contundente GILIPOLLAS plenamente satisface la añoranza de tus raíces. El problema es que aunque aquí pudiera utilizarlo sería muy complicada su aplicación. Porque amigos, ¿quién merece tal honor de ser así llamado? Está bien claro: LOS GILIPOLLAS.

Pero aquí, ya fuere en la comunidad nativa o en la de expatriados, encontrar un gilipollas es como encontrar una aguja en un pajar. Apenas los hay. Porque lo que en verdad hay son Hijos de Puta. Y si me apuráis: HIJOS DE LA GRAN PUTA.

Dicho lo anterior y aún cuando el objeto de este blog es recoger algunas de mis cuitas en Nigeria, es para mi una enorme satisfacción reproducir a continuación la raíz etimológica de tan distinguido vocablo. Gracias Manolo (Sendín) por esta pieza de conocimiento que hace que el nivel intelectual de este humilde blog alcance cotas jamás soñadas.

El Viajero Accidental

UNA  LECCIÓN DE  HISTORIA Y DE LINGÜÍSTICA

En  Madrid hay una calle llamada de Gil Imón,  haciendo de travesaño entre el Paseo Imperial y  la Ronda de Segovia, para más señas. Es una  calle dedicada al que fue alcalde de la capital, D. Gil Imón, en los tiempos en que el duque de Osuna organizaba sus célebres bailes, a los que acudía la alta sociedad, para poner en el  escaparate familiar a jovencitas de la buena  cuna, como oferta casadera.

A las damitas de  entonces se les aplicaba el apelativo de  “pollas”, que en el Diccionario de la Real  Academia Española (DRAE) llevan, como sexta  acepción, figurada y familiarmente, el  significado de jovencitas, algo que hoy  prácticamente se ignora. La polla de entonces no  tenía nada que ver con el significado de  morbosas connotaciones por el que ha sido  sustituido ahora.

El tal Don  Gil era un personaje de relieve (la prueba está  en que tiene dedicada una calle) y su nombre  aparecía frecuentemente en los ecos de sociedad  de las revistas del corazón de la época. El  hombre se sentía obligado a responsabilizarse de  sus deberes familiares, como buen padre. Tenía  dos hijas en edad de merecer, feúchas, sin  gracia, y bastante poco inteligentes. Y se hacía  acompañar por ellas a absolutamente todos  aquellos sitios a los que, invitado como primera  autoridad municipal, tenía que acudir.  

-

¿Ha  llegado ya D.  Gil?

 – Sí, ya ha  llegado D. Gil y, como siempre, viene  acompañado  de sus  pollas.

Mientras D.  Gil se encargaba de atender las numerosas  conversaciones que su cargo de alcalde  comportaban, sus pollitas iban a ocupar algún  asiento que descubrieran desocupado, a esperar a  que algún pollo (o jovencito) se les acercase,  cosa que nunca sucedía. La situación, una y otra  vez repetida, dio lugar a la asociación mental  de tonto o tonta con D. Gil y sus  pollas.

¿Cómo  describir esa circunstancia tan compleja de  estupidez?

Los imaginativos y bien  humorados madrileños lo tuvieron fácil: para  expresar la idea de mentecato integral e  inconsciente ¡Ya está!: Gil (D.Gil)-y-pollas  (las dos jovencitas hijas suyas) = gil-i-pollas.

Cundió por todo Madrid, que compuso esta palabra  especial, castiza, nacida en la Capital del  Reino y, después exportada al resto de España, ganándose a pulso con el tiempo el derecho  de entrar en la Real Academia  Española.

8 comentarios to “GILIPOLLAS”

  1. Excelso.

  2. MMMPRFFFJ!!!
    Perdonad todos, aún me estaba descojonando…En fin, celebro que puedas intentar al menos una sonrisa. Que vivan los HDLGP!, que cada vez hay más.

    Un fuerte abrazo, tronk!

  3. Mike Ramone Says:

    Ya decía yo que como se pronuncia un gggggilipollas en Madrid (con g arrastrada como preparando un gargajo) no se pronuncia en ningún lado.

  4. Ratifico que esta historia es verdadera, pues mi tía Julia que tiene ya 102 años todavía llama a las jovencitas “pollitas” y a los chicos jóvenes “pollos”,…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: