LA PARADOJA DEL REGRESO A CASA

Desde el día 1 que estás aquí, cuentas (con desespero) los días que pasan y los que van quedando para tu regreso a la civilización. Porque cada día pasado es un alborozo; pero a la par, los que aún restan, son una losa. Los (expats) que no son nos piltrafilla como yo, lo normal es que no pasen más de 3 meses sin que se den un baño de civilización. Es por todos nosotros aquí aceptado que pasado el tercer mes, tus más ocultos deseos criminales afloran. Y ya en el 5º es más que probable que provoques una “sangría”.

No es por lo físico. Físicamente, si te respeta Anófeles y tu salud en general, lo llevas bien. Pero ¡Ay amigo!, psicológicamente es un martirio. Te machaca de tal modo que solamente vivirlo puede hacer que se comprenda. Así que en mi caso, que tan solo cuento con 2 “breaks” al año, conforme se acerca mi fecha de retorno estoy “happier than a dog with two dicks”. Pero a la par, he aquí la paradoja, el Anibal Lecter que hay escondido en cada uno de nosotros, el animal, la bestia, anhela sangre humana….

Hoy día 1 del mes que regreso (arribaré en la madrugada del 18) es cuando mi Cuenta Atrás realmente comienza. La pregunta es: ¿Conseguiré mantener mis manos limpias de sangre?

El Viajero Accidental

8 comentarios to “LA PARADOJA DEL REGRESO A CASA”

  1. Recuerda Michael Douglas en la película “Un día de furia”. El puto amo.

  2. Que la fuerza te acompañe:
    Ya falta menos, chaval. Tu cuídate la salud y llega bien. Lo demás, puede “procastinarse”.

    Pronto tendrás un abrazo de bienvenida!

  3. ¿Que quieres decir dando tantos datos de llegada y no se que más de sangre………..que cuando llegues nos tomamos un buen vino?
    Pooooo fale. Hace mucho tiempo que no lees una jilipollez como esa ¿no?

    • Igual recuerdas una foto publicada en este blog con el vino de Bodegas Torres que con cierta frecuencia compro aquí: SANGRE DE TORO. Sangre + Vino + Toros, ¡¡qué magnífica combinación para una buena corrida!! (con perdón). Agus, nos tomaremos todos los vinos que hagan falta, y los que no también.

  4. Comprate un pollo y degüellalo con tus manos y date toda una orgia de sangre.Ya verás qué bien te quedas.vale igual una rata o cualquier mamifero callejero cuadrupedo. De nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: