ESTOS MOMENTOS NO TIENE PRECIO

Otro domingo en Lagos. Y gracias a Dios, Juanjo me invita de nuevo a su casa.

Su compañía es una terapia. Una terapia de sensatez, de comprensión y de amistad. De alegría.

Su hospitalidad no me abruma porque si yo pudiera haría lo mismo para con él; pero no tengo condiciones de casa. No por ello estoy menos agradecido. Te hace sentirte como en tu propia casa. Nada hacemos de particular. Quizá ver la televisión un rato, quizá un chapuzón, buena charla, risas y buena comida (que habitualmente él -generoso- provee), cerveza y/o vino, y siempre huir del cotilleo y la tontería que estamos aquí para currar y ganarnos el pan. No pá tontás.

Así, parecería nada especial; pero estos momentos, para mí, no tienen precio. Y en este lugar, son Gloria Bendita.

Juanjo, me encanta saber de tí, me encanta tu compañía. Me alegras el alma. Compañero, que sepas que te quiero.

El Viajero Accidental

Una respuesta to “ESTOS MOMENTOS NO TIENE PRECIO”

  1. Celebro Javier que hayas podido alcanzar unos breves espacios de tranquilidad y sosiego, y espero que puedas seguir disfrutándolos, al menos hasta tu regreso…Cuida siempre tus relaciones y podrás aprender, disfrutar e incluso vivir!

    Fuerte abrazo, tronk.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: